Balance de un año

Vamos terminando el 2011 y nos disponemos a comenzar un nuevo año. Dejamos atrás un 2011 que ha sido muy intenso. Seguro que se nos quedan grabadas en la retina las imágenes de los países islámicos que han mostrado su anhelo de mayor libertad, las duras imágenes del tsunami en Japón y lo cuestinable de la energía nuclear, el desenlace de la busca y captura de bin Laden, los indignados de la puerta del Sol que nos recordaron al menos que todos tenemos que implicarnos en mejorar las cosas, la crisis humanitaria del Cuerno de África, la creación de Sudán del Sur, el cambio político en España, Grecia, Italia, las cifras tan desesperantes de la crisis…

Basta pararse a pensar un poco para darnos cuenta de que vamos siendo testigos de una historia humana, que a veces nos desborda, pero en la que tenemos que ir tejiendo nuestra propia historia.

Hoy me he quedado soprendido por un dato bastante curioso: el fútbol ha acaparado el rankin de los veinte programas de televisión con mayor audiencia del año: http://noticias.lainformacion.com/deporte/copa-nacional/el-futbol-acapara-los-veinte-programas-mas-vistos-de-2011-en-television_yOmGmHtGixv5Rh2QfsebG/.

Al menos espero que nos dé algo que pensar. No quiero decir que dejemos de ver fútbol, o que dejemos de divertirnos. Pero sí que pensemos en cuánto tiempo e interés dedicamos a cada cosa.

Yo intento ver el mundo cada día de una manera escolapia. ¿Cuál es esa manera? Pues como Calasanz. Él, paseando por Roma, se conmovió con una realidad que todos evitaban mirar. El vio a los niños sin futuro y les dio un futuro. Se comprometió con lo que otros no querían ni mirar.

Para el 2012 deseo algo muy concreto: que nos esforcemos en bajar la audiencia de los partidos de fútbol y subir la de aquellas realidades de injusticia o de esperanza que nos rodean.

Anuncios

Navegación en la entrada única

2 pensamientos en “Balance de un año

  1. Gracias por tus valiosas palabras. Y comparto tu deseo: que podamos ver el mundo como Calasanz lo vio, que podamos sentir en nuestra historia una llamada; “la llamada”… Feliz “2012”

  2. José P. Burgués en dijo:

    Tienes mucha razón. El fútbol “divierte” a la gente, es decir hace lo contrario de “convertirla”, centrarla en otros objetivos importantes y urgentes. El fútbol es es la manifestacion liturgica mas importante de nuestro paganismo postmoderno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: