Archivo para la etiqueta “crisis”

¿Y si…?

¿Y… si en vez de planear tanto, voláramos un poco más alto?

Quizás…

… Si en lugar de hacer una batalla de cada mala noticia, mimáramos nuestra rebeldía… pactáramos un sueño común y nos dedicáramos a construirlo, con todas nuestra exiguas fuerzas.

… Si en lugar de incidir en lo que nos separa, celebráramos, compartiéramos y armáramos… y amáramos… lo que nos une

… Si en lugar de buscar alimentar nuestros egos, nuestra vanidad, nuestra imagen… Ponemos a los más pequeños sujetando las pancartas y no discutimos de banderas…

… Si en lugar de recrearnos en diagnósticos demoledores, que nos dejan sin fuerzas y ya no aportan novedad… nos dedicamos a alimentar la esperanza

… Si nos ponemos con “altura de miras” a consensuar dónde está el enemigo

… Si en vez de jugarnos la vida en defender “medios” como si fueran fines… Luchamos -con vehemencia- por los sueños, diversificando las mediaciones

… Si en vez de dedicar tanto tiempo a deslegitimar al otro, sin habernos puesto sus zapatos, pensamos cómo podemos ser -nosotros- mejores personas

… Si sabemos conjugar convicciones y responsabilidad, corto y largo plazo, personas y estructuras, lucha y contemplación, hogar y taller, silencio y rebeldía…. Novedad y veteranía, redes y deliberaciones, discursos y estrategias…

… Y si dejamos de pensar que todo nació ayer, asumimos y reconocemos que hay mucha memoria construida… Y nos preguntamos, con altura de miras, como construir un nuevo mundo, conscientes de que estos son los mimbres… Y que ninguna democracia será perfecta…

… Y si asumimos que mucha gente está atrapada por este mundo consumista, que no somos más que ellos, los poderosos… que -en realidad nos queda mucha tarea por delante- aunque tengamos la fuerza de la razón y que este sueño exige tomar la calle… Pero también pedagogía, creatividad, discurso y mucha capacidad de liderazgo y seducción….

… Y si realmente pensamos que es posible!!!!

Informe de Cáritas sobre la crisis económica

Hola de nuevo, amig@s de la revista Emaús! Os dejo aquí otra cosa interesante que me han pasado estos días.

Es un link de un periódico virtual, que defiende los Derechos Humanos y el periodismo alternativo, llamado “Periodismo Humano”. Suele publicar noticias sobre temas poco conocidos: lugares en conflicto (como actualmente Siria), situaciones injustas (tienen un reportaje interesante sobre la actuación de las farmacéuticas en el mundo), noticias sobre cooperación internacional, etc.

Esta semana han publicado una sobre el informe de Cáritas de la situación actual de la crisis. La noticia es que la pobreza cada vez está afectando más a todos los hogares, especialmente a aquellos donde viven niños y jóvenes. Como escolapio, no puedo evitar indignarme ante esta situación. La crisis es algo que ya vivimos todos pero es cierto que en algunas familias está viviéndose ya casi como algo dramático. Espero de corazón que en estos momentos todos saquemos lo mejor de nosotros mismos y hagamos de la solidaridad lo más importante, especialmente con los más débiles y con aquellos que más lo necesitan. Os dejo con el artículo. Un saludo a tod@s!

Informe de Cáritas sobre la crisis económica

Un mensaje para toda la humanidad…

Hola amig@s de la revista Emaús! Hace poco me llegó un vídeo interesante que lleva ya algún tiempo circulando por Internet y quería compartirlo con vosotr@s.
Es un trozo del discurso final del “Gran Dictador”, la película de Chaplin, intercalado con imágenes y música. Esta película es uno de los clásicos del cine que recomiendo ver a todo el mundo (a mí me gustó mucho, la verdad). Grabada en 1940, es una gran denuncia del régimen nazi y en general de la situación de guerra de aquel momento. El discurso final, que es la parte más emotiva de la película, podría haberse escrito hace poco y creo que aún tiene mucho que decirnos. Espero que os guste. Ya me diréis qué os parece en los comentarios. Un saludo!!

Balance de un año

Vamos terminando el 2011 y nos disponemos a comenzar un nuevo año. Dejamos atrás un 2011 que ha sido muy intenso. Seguro que se nos quedan grabadas en la retina las imágenes de los países islámicos que han mostrado su anhelo de mayor libertad, las duras imágenes del tsunami en Japón y lo cuestinable de la energía nuclear, el desenlace de la busca y captura de bin Laden, los indignados de la puerta del Sol que nos recordaron al menos que todos tenemos que implicarnos en mejorar las cosas, la crisis humanitaria del Cuerno de África, la creación de Sudán del Sur, el cambio político en España, Grecia, Italia, las cifras tan desesperantes de la crisis…

Basta pararse a pensar un poco para darnos cuenta de que vamos siendo testigos de una historia humana, que a veces nos desborda, pero en la que tenemos que ir tejiendo nuestra propia historia.

Hoy me he quedado soprendido por un dato bastante curioso: el fútbol ha acaparado el rankin de los veinte programas de televisión con mayor audiencia del año: http://noticias.lainformacion.com/deporte/copa-nacional/el-futbol-acapara-los-veinte-programas-mas-vistos-de-2011-en-television_yOmGmHtGixv5Rh2QfsebG/.

Al menos espero que nos dé algo que pensar. No quiero decir que dejemos de ver fútbol, o que dejemos de divertirnos. Pero sí que pensemos en cuánto tiempo e interés dedicamos a cada cosa.

Yo intento ver el mundo cada día de una manera escolapia. ¿Cuál es esa manera? Pues como Calasanz. Él, paseando por Roma, se conmovió con una realidad que todos evitaban mirar. El vio a los niños sin futuro y les dio un futuro. Se comprometió con lo que otros no querían ni mirar.

Para el 2012 deseo algo muy concreto: que nos esforcemos en bajar la audiencia de los partidos de fútbol y subir la de aquellas realidades de injusticia o de esperanza que nos rodean.

La bondad puede cambiar el mundo

Nos puede parecer un mensaje demasiado sencillo, quizás un poco ingenuo… Pero encierra mucha fuerza. Diría incluso que es la verdad más fuerte con la que contamos. Que la bondad puede cambiar el mundo. O lo que es lo mismo, que si dejas que cambie tu corazón, cambiarán tus actitudes y cambiará todo a tu alrededor. ¿Imagináis que pasaría si todos nos dejásemos arrastrar por esa corriente de bondad?

A lo mejor es el gesto más importante que puedes hacer esta Navidad. En realidad, acoger a Jesús es acoger su bondad, dejar que él nos transforme el corazón. Un corazón transformado es un corazón despierto y comprometido. Y eso es lo que más necesita nuestro mundo herido.

Puede que este vídeo os motive un poco para comprender a qué me refiero:

¡Salta con nosotros!

Quiero compartir con vosotros un vídeo que hemos preparado en Granada unos cuantos monitores para invitar a los grupos del cole. A parte de que hay que decir que está bastante currado, el mensaje que tiene de fondo el vídeo nos puede ayudar a pararnos un poco y pensar en qué caminos estamos tomando el nuestra vida.

Hoy día no hacemos más que oir hablar de la “crisis”. Parece que ya no hay otra noticia, únicamente el fútbol consigue de vez en cuando hacer un poco de sombra a esa noticia tan terrible…

La crisis en la que estamos es una crisis del sistema económico que hemos ido construyendo. Nos hemos ido gastando el dinero que no teníamos, y ahora toca “apretar el cinturón” y reflexionar sobre el estilo de sociedad que estamos haciendo.

Lo malo son las víctimas de toda esta maraña económica, los más vulnerables de nuestra sociedad, las familias que se han quedado en paro, la cantidad de niños que no van a poder acceder a una educación de calidad porque sus padres no se lo pueden permitir… Aquí en Almanjáyar, donde está mi comunidad, se está notando el efecto de esta crisis. Las familias de muchos niños con los que hacemos actividades de tiempo libre en “Pechivirí” lo están pasando realmente mal.

Pero esta crisis no es solo una crisis económica. No vamos a solucionar nada dando dinero a los bancos para que intenten tapar los agujeros de tanta irresponsabilidad. La verdadera crisis es la de los valores que mueve nuestra sociedad: la falta de solidaridad, la indiferencia, el creer que ser más es tener más… Todo eso es más difícil de cambiar, pero mucho más importante.

Nuestra propuesta es que des un salto. Que salgas de esa lógica de insolidaridad. Que des un salto hacia una mayor apertura, un salto hacia los demás, un salto a un verdadero compromiso personal. Sobre todo, un salto hacia lo que Dios sueña para tí. ¡SALTA!

Navegador de artículos