Archivo para la etiqueta “escolapios”

30 años del Centro Juvenil Calasanz en Granada

Queremos compartir con todos vosotros este aniversario tan importante para nosotros. Hace ya 30 años un grupo de escolapios y jóvenes del cole de Granada comenzaron esta historia. Sueños, proyectos, grupos… que han ido pasando por los locales de Granada y que llegan hasta hoy para recordarlos, celebrarlos y haciendo que nos ayuden a seguir soñando y caminando.

Tenemos la suerte de celebrar este aniversario dentro del movimiento calasanz. En ese movimiento estamos todos los grupos de escolapios que hay por todo el mundo. Así que celebrar 30 años del CJC en Granada es también sentirnos más unidos a todos los jóvenes que viven su fe en grupos en tantos lugares: Bolivia, Brasil, Filipinas, etc.

Pablo Arrabal, escolapio granadino que vive actualmente en Cochabamba – Bolivia, nos envía estas palabras de felicitación en este aniversario:

También nosotros os seguimos teniendo muy presentes y sentimos parte nuestra toda la labor tan bonita, desinteresada, silenciosa muchas veces, sufrida otras, pero siempre gozosa que continuáis realizando desde el CJC a tantos niños, preadolescentes, adolescentes y jóvenes que pasan por esos locales. Y tantos catequistas que seguro se benefician más cada día de ese gran servicio que en nombre de Cristo desempeñan ¡¡Muchas felicidades!!

Y si estáis estos días por Granada os invitamos a una actividad muy animada que hemos preparado para este viernes. Un encuentro de música y oración para celebrar estos 30 años.

cartel encuentrol 30CJC

Anuncios

Invitación a mi ordenación

Hola a todos.

Quiero dejaros aquí la invitación que hemos preparado para mi ordenación sacerdotal. Va a ser un momento especial para mí y para todos. Me comprometo a intentar ser un buen cura escolapio; seguidor de Jesús al estilo de Calasanz. Me comprometo a estar siempre dispuesto a servir, sobre todo a los más pequeños y necesitados. Me comprometo a poner mi granito de arena en el crecimiento de ese reino de Dios que todos esperamos; intentar hacer más presente en nuestro mundo la cercanía, el amor, la alegría del evangelio.

La mejor manera de celebrarlo para mí sería que cada uno os sigáis haciendo la pregunta más importante de la vida: “Jesús, ¿qué quieres de mí? ¿Qué puedo hacer yo para contribuir con mi vida a tu reino de amor y justicia?”.

Y además de eso lo celebraremos en Granada el día 1 de diciembre.

Un abrazo a todos.

 

Un deseo para esta semana

Mañana al levantarme daré gracias por el lunes, trataré de sonreir y saludar a todos por la mañana, pensaré en cada persona con la que puede que me encuentre durante el día y quizás recuerde la última conversación que tuvimos. Pondré más dedicación y cariño en cada cosa que haga, desde lo que parece más importante hasta lo más pequeño. Muchas veces lo más importante se juega en los detalles. Buscaré algo bonito para leer: una poesía, un trozo del evangelio… que me acompañe durante el día y me inspire. En algún momento del día me pararé un momento y pensaré en lo grande que es el mundo, en lo pequeño que soy yo, en lo apasionante que es la vida que se abre por delante, en la suerte de tener cerca a tanta gente buena que me acompaña y me sostiene…

Y así intentaré pasar esta semana. No parece en principio una semana especial, pero las cosas son especiales si las hacemos especiales. Y si trato de hacer especial cada momento seguro que encuentro una oportunidad para tener una conversación interesante con alguien, para hacer que las clases en el cole sean un regalo, para que el viernes en los locales sea una oportunidad de compartir la vida, para que el sábado con los niños de Almanjáyar me ayuden a hacerme pequeño entre los pequeños.

¿Quién es Dios? El que hace así la vida. ¡Os deseo que paséis una semana especial!

Balance de un año

Vamos terminando el 2011 y nos disponemos a comenzar un nuevo año. Dejamos atrás un 2011 que ha sido muy intenso. Seguro que se nos quedan grabadas en la retina las imágenes de los países islámicos que han mostrado su anhelo de mayor libertad, las duras imágenes del tsunami en Japón y lo cuestinable de la energía nuclear, el desenlace de la busca y captura de bin Laden, los indignados de la puerta del Sol que nos recordaron al menos que todos tenemos que implicarnos en mejorar las cosas, la crisis humanitaria del Cuerno de África, la creación de Sudán del Sur, el cambio político en España, Grecia, Italia, las cifras tan desesperantes de la crisis…

Basta pararse a pensar un poco para darnos cuenta de que vamos siendo testigos de una historia humana, que a veces nos desborda, pero en la que tenemos que ir tejiendo nuestra propia historia.

Hoy me he quedado soprendido por un dato bastante curioso: el fútbol ha acaparado el rankin de los veinte programas de televisión con mayor audiencia del año: http://noticias.lainformacion.com/deporte/copa-nacional/el-futbol-acapara-los-veinte-programas-mas-vistos-de-2011-en-television_yOmGmHtGixv5Rh2QfsebG/.

Al menos espero que nos dé algo que pensar. No quiero decir que dejemos de ver fútbol, o que dejemos de divertirnos. Pero sí que pensemos en cuánto tiempo e interés dedicamos a cada cosa.

Yo intento ver el mundo cada día de una manera escolapia. ¿Cuál es esa manera? Pues como Calasanz. Él, paseando por Roma, se conmovió con una realidad que todos evitaban mirar. El vio a los niños sin futuro y les dio un futuro. Se comprometió con lo que otros no querían ni mirar.

Para el 2012 deseo algo muy concreto: que nos esforcemos en bajar la audiencia de los partidos de fútbol y subir la de aquellas realidades de injusticia o de esperanza que nos rodean.

La vida escolapia en Almanjáyar

No dejo de sorprenderme cada día por lo que veo desde mi ventana, por las situaciones que me encuentro cada sábado cuando vamos a recoger a los niños de Pechivirí para pasar la mañana con ellos. Como escolapio me siento afortunado de poder vivir y trabajar en un ambiente tan necesitado de “alma escolapia”.

M. y L. son hermanos, su padre está en la cárcel, su madre prácticamente no existe. Viven con su abuela, o más bien podría decirse que “mal-viven” con su abuela. Casi todos los sábados nos los encontramos haciendo trastadas por la calle, poco aseados, viendo y haciendo cosas que nadie que quisiera educar bien a sus hijos permitiría. Aquí se convierte en normal lo que de normal es “anormal”: fracaso escolar, malnutrición, paro, trapicheo, drogadicción… Un verdadero gueto social en medio de nuestra ciudad, algo que nadie quiere ver ni pensar. Para la mayoría de los granadinos, Almanjáyar simplemente no existe.

Y aquí está nuestra pequeña comunidad escolapia. Viviendo, trabajando, jugando, educando… No sé qué alcance puede tener nuestro trabajo en medio de tantas necesidades. Pero al menos me siento muy agradecido cuando veo que estamos haciendo visible y existente esta realidad, que como ya he dicho, “no existe” para muchos. Los voluntarios que vienen aquí cada sábado me suelen decir que “esto cansa mucho, pero llega un momento que no puedes dejarlo”. Es que cuando algo te toca el corazón…

Ayer pasamos el día en el cortijo de la Zubia. Fue un día muy bonito: cantamos, hicimos galletas, unos amuletos para protegernos de Shere-khan. Y al final Akela en persona nos visitó para darnos algunos consejos. Cuando regresé a casa solo pensaba en la fuerza que tiene el cariño, la dedicación y la vida puesta como regalo para los demás.

Feliz Navidad…

¡Salta con nosotros!

Quiero compartir con vosotros un vídeo que hemos preparado en Granada unos cuantos monitores para invitar a los grupos del cole. A parte de que hay que decir que está bastante currado, el mensaje que tiene de fondo el vídeo nos puede ayudar a pararnos un poco y pensar en qué caminos estamos tomando el nuestra vida.

Hoy día no hacemos más que oir hablar de la “crisis”. Parece que ya no hay otra noticia, únicamente el fútbol consigue de vez en cuando hacer un poco de sombra a esa noticia tan terrible…

La crisis en la que estamos es una crisis del sistema económico que hemos ido construyendo. Nos hemos ido gastando el dinero que no teníamos, y ahora toca “apretar el cinturón” y reflexionar sobre el estilo de sociedad que estamos haciendo.

Lo malo son las víctimas de toda esta maraña económica, los más vulnerables de nuestra sociedad, las familias que se han quedado en paro, la cantidad de niños que no van a poder acceder a una educación de calidad porque sus padres no se lo pueden permitir… Aquí en Almanjáyar, donde está mi comunidad, se está notando el efecto de esta crisis. Las familias de muchos niños con los que hacemos actividades de tiempo libre en “Pechivirí” lo están pasando realmente mal.

Pero esta crisis no es solo una crisis económica. No vamos a solucionar nada dando dinero a los bancos para que intenten tapar los agujeros de tanta irresponsabilidad. La verdadera crisis es la de los valores que mueve nuestra sociedad: la falta de solidaridad, la indiferencia, el creer que ser más es tener más… Todo eso es más difícil de cambiar, pero mucho más importante.

Nuestra propuesta es que des un salto. Que salgas de esa lógica de insolidaridad. Que des un salto hacia una mayor apertura, un salto hacia los demás, un salto a un verdadero compromiso personal. Sobre todo, un salto hacia lo que Dios sueña para tí. ¡SALTA!

Escolapios… multiplicando vida

Es el lema con el que empezamos este nuevo curso en todos los coles, locales y lugares de Emaús…  todo un curso por delante y un 2012 además muy especial, en el que queremos descubrir que la vida de verdad se multiplica y crece, y va a más. Os invitamos a verlo en este video que hemos preparado para este inicio de curso:

Navegador de artículos