Archivo para la etiqueta “fe”

Un deseo para esta semana

Mañana al levantarme daré gracias por el lunes, trataré de sonreir y saludar a todos por la mañana, pensaré en cada persona con la que puede que me encuentre durante el día y quizás recuerde la última conversación que tuvimos. Pondré más dedicación y cariño en cada cosa que haga, desde lo que parece más importante hasta lo más pequeño. Muchas veces lo más importante se juega en los detalles. Buscaré algo bonito para leer: una poesía, un trozo del evangelio… que me acompañe durante el día y me inspire. En algún momento del día me pararé un momento y pensaré en lo grande que es el mundo, en lo pequeño que soy yo, en lo apasionante que es la vida que se abre por delante, en la suerte de tener cerca a tanta gente buena que me acompaña y me sostiene…

Y así intentaré pasar esta semana. No parece en principio una semana especial, pero las cosas son especiales si las hacemos especiales. Y si trato de hacer especial cada momento seguro que encuentro una oportunidad para tener una conversación interesante con alguien, para hacer que las clases en el cole sean un regalo, para que el viernes en los locales sea una oportunidad de compartir la vida, para que el sábado con los niños de Almanjáyar me ayuden a hacerme pequeño entre los pequeños.

¿Quién es Dios? El que hace así la vida. ¡Os deseo que paséis una semana especial!

Ve y haz tú lo mismo

De esta frase y muchas otras hemos hablado estos días en Mollina con catequistas de los grupos de Córdoba y Sevilla… Ha habido muchos momentos para profundizar en la fe de cada uno y ver de qué manera transmitirla, acompañar a otros, seguir creciendo. La verdad es que después de estos días vuelvo más convencido de que se trata de un tema apasionante. Porque después de tantos años, es algo que nos sigue cambiando la vida y nos hace descubrir el regalo de cada día.

Al hilo de esto, quiero compartir con todos vosotros una pintada anónima que nos sorprendió en una pared de Carabanchel hace dos semanas. Da que pensar… sobre todo porque uno se identifica con lo que dice (sin tener en cuenta las faltas de ortografía, que a un profe de Lengua le duelen, jeje): “Casi todo lo difícil es lo que más merece la pena”… Caminamos hacia la pascua y no es fácil, por tantas injusticias que constatamos y cansancios o bloqueos, pero merece mucho la pena. Y este fin de semana hemos hablado de muchas razones para poder caminar y hacer camino juntos, al leer el relato del buen samaritano, el de Zaqueo, o el de la multiplicación de los panes y peces…  de tantos ENCUENTROS. Esas razones son la alegría de las Bienaventuranzas, la compañía del grupo y de la comunidad, el regalo de la fe,…

Te invito a que pienses esta semana en las razones que tú tienes para caminar en esta Cuaresma y si te animas, nos las cuentas en el blog. Y por supuesto, que si llegara esto al autor anónimo madrileño que nos regaló esa pintada, me encantaría saber sus razones. Un abrazo a todos.

Navegador de artículos